No tires más la piel del pollo, consumirla te hace bien

imagen del contenido

 

 

De acuerdo a información de la Escuela de Salud Pública de Harvard, la dietista del Instituto Culinario de América, Amy Myrdal Miller asegura que la mayor parte de la piel del pollo es saludable, por lo cual se recomienda su consumo sin exceso. 

Cuando piensas en la piel del pollo seguro imaginas la escena en la que el deportista de tu casa acumula los cueros tostados a un lado de su plato para luego tirarlos a la basura o dárselos a la mascota porque son “malos para la salud”, aumentan el porcentaje de grasa del cuerpo y aumentan los niveles de colesterol malo.

Sin embargo, de acuerdo a información de la Escuela de Salud Pública de Harvard, la dietista del Instituto Culinario de América, Amy Myrdal Miller asegura que la mayor parte de la piel del pollo es saludable, por lo cual se recomienda su consumo sin exceso. 

“Si está sirviendo pollo, no hay necesidad de quitarle la piel. La piel de pollo ha tenido una mala reputación por ser rica en grasas. Pero la mayor parte de la grasa en la piel del pollo es saludable, grasa no saturada, y cocinar con la piel mantiene el pollo sabroso y húmedo, por lo que no necesita agregar tanta sal o usar un recubrimiento empanado”.

Asimismo, de acuerdo a los estudios citados en la cartilla “El Pollo, un mundo de Beneficios”, de la Universidad Javeriana y Fenavi, la piel del pollo contiene el 66.7% de ácidos grasos insaturados, así que “se puede incluir en la dieta diaria del ser humano, como aporte de alimentación saludable por su alto contenido de ácidos grasos poliinsaturados y monoinsaturados, tan importantes en la prevención de las enfermedades cardiovasculares”.

Ahora que ya sabes los beneficios, cocina el pollo a tu gusto, conservando su piel para aportar sabor y jugosidad, sin necesidad de añadir sal y otros condimentos. Pero recuerda no excederte en su consumo para evitar efectos negativos en tu salud

©2020 Don Pollo | todos los derechos reservados